Hay que independizarse de la manipulación (mi versión)

Escribo este artículo con el mismo título y como comentario al que mi buen amigo Nairo ha publicado en: http://www.reddit.com/r/podemos/comments/2id8eb/hay_que_independizarse_d… Reconociendo previamente no ser un experto en la materia siento lo siguiente. Yo que voté Si a la Unión Europea, lo hice con la intención de contribuir a generar el gran Estado al que me gustaría pertenecer. Yo sería un Ciudadano de la Unión. Puñetazo en la mesa en un contexto internacional cambiante, en el que los «países», por si mismos, poco tienen que negociar en la división internacional del trabajo. La Unión Europea protegería y conduciría a su ciudadanía en el proceso inevitable de justicia mundial que puede suponer la transnacionalización económica- Los elegidos para gobernarla rendirían cuentas a sus votantes por las medidas adoptadas, de tal forma que quienes votan tendrían cierta capacidad para llevar las riendas del proceso. En este contexto. ¿Tienen sentido los «países»? Para mi no. Si Defensa, Economía, Buen ambiente (como dice mi hijo Nicolás), Empleo, Sanidad, Educación …, las grandes políticas fueran de la UE. ¿Dónde queda la competencia de los países? El fracaso europeo que yo vivo ¿no es acaso consecuencia directa de los nacionalismo que ejercen cada uno de los países miembros? ¿No es nacionalista Alemania? ¿No lo son Inglaterra, Francia, Italia, Holanda y Bélgica? ¿No es nacionalista España? Estoy de acuerdo, el verdadero problema es el nacionalismo, pero el nacionalismo que me impide votar directamente al Presidente del Estado que me gobierna, a saber, la Unión Europea. No soporto que la Presidencia del Estado al que pertenezco la negocien un puñado de nacionalistas. En este contexto, el nacionalismo de Cataluña es insignificante. Es anecdótico. Es marginal. Me es indiferente que voten, me es indiferente que separen. En parte me dan envidia por no poder hacer lo mismo como madrileño, claro que nosotros , con tanto royo de autonomías, ya no sabemos ni lo que somos (Madrid, Castilla la Nueva, Castilla…). Siento que los nacionalismos de verdad, los de los paises, no los de las regiones, son el frente de batalla. Son los que obstaculizan el desarrollo de ese gran estado que deseo, la UNIÓN EUROPEA. Son los nacionalismos los que han fraguado una europa, si con minúsculas, económica , en vez de una Europa de personas. Lo de Cataluña,…, no me extraña. Pero repito. No es mas que una anécdota. Es la consecuencia, no la causa de un problema. El problema real es el verdadero nacionalismo y sus permanentes trabas a la creación de un estado que no es capaz de intervenir ni en los problemas que le acechan (véase Yugoslavia, Ucrania, etc.) De verdad tenemos que creer que Cataluña no tendría futuro fuera de la Unión. ¿Y Macedonia, Serbia, etc., si lo tienen? Es más, ¿tienen futuro los países que conforman la Unión Europea, fuera de esta? Mi respuesta es no. ¿Quién es entonces mi mayor oponente?. El nacionalismo, no sólo el catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *