Madrid 2020. Y van tres.

El “no hay dos sin tres” le ganó la partida a “a la tercera va la vencida”.Tenía la ilusión de celebrar mi 58 cumpleaños en la inauguración de los JJOO donde nací. Otra vez será. O no. Estambul ya lleva cinco intentos.

Ha ganado Tokio, Madrid tercera. Viendo los vídeos presentados por las diferentes candidaturas no me extraña.

El de Tokio es el que más me ha gustado por varias razones. Primera, transmite el esfuerzo, la ilusión, la concentración, el ánimo, la expectativa, la fuerza, la alegría, la gloria, la celebración. Todas las sensaciones positivas de quienes sienten el deporte, profesionales o no. Segunda, los corazones multicolores volando por la ciudad, esparciendo esas sensaciones por el mundo y transformándose en los pétalos de las flores del logotipo en la imagen final me parece un poco hortera pero muy efectista para el gran público, independientemente de que éste nos recuerde a las coronas funerarias de nuestro entorno. Tercera, sin ser muy exhaustivo he contado al menos diecisiete modalidades en las que aparecen deportistas compitiendo (Gimnasia, Halterofilia, Esgrima, Judo, Natación, Atletismo, Tiro con arco, Tenis de mesa, Balonmano, Remo, Vela, Waterpolo, Boxeo, Tenis, Ciclismo, Fútbol y Voleibol), en tres de ellas con deportistas con discapacidad (Ciclismo, Natación y Tenis), ninguno de los adversarios se ha acordado de estos últimos. Cuarta, aunque se lo podían haber currado un poquito más, resaltan algunas imágenes espectaculares de esos deportes. Quinta, todo el mundo es protagonista: deportistas, entrenadores, animadores. Seas quién seas te dan ganas de vivir una competición en ese país. Según estas viendo el vídeo estás diciendo ¡Quiero vivir esa experiencia!. Sexta bien traído el detalle del balón de rugby en las imágenes finales (será olímpico en Río de Janeiro y también en 2020). Séptima, bien escogido el recurrente símbolo de la Maratón como colofón deportivo en el que se unen deportistas de toda índole. Octava, bonito tributo final a los infantes futuros deportistas de todo el planeta. Novena, muy atrevidos con la última imagen de una niña en el agua,con la que les está cayendo en Fukushima.

Los de Estambul y Madrid, a mucha distancia del primero y sin ánimo de ofender,son dos buenos videos turísticos, que casualmente utilizan el mismo argumento en su presentación, la ciudad desde que se levanta hasta que se acuesta, recurren a sendos acróbatas (uno en bicicleta y otro en skate) para expresar un toque alternativo contrapuesto a sus atractivos turísticos y utilizan el baloncesto y las bicicletas como deportes de referencia. ¿A quién le extraña un empate en la primera votación?

El de Estambul se centra en la cultura y en la magnificencia de Santa Sofía. El vídeo muestra su situación entre la tradición y la modernidad, y entre el mundo occidental y el mundo árabe. Escenas de la vida cotidiana que tienen cabida en cualquier vídeo de promoción de la ciudad, con unas escenas muy bien elegidas que transmiten sensación de tranquilidad y sosiego. Apuesta en su escenografía por la juventud, juega de manera importante con las imágenes del mar y transmite el movimiento de la ciudad tanto en las imágenes del mercado como en las nocturnas del puente Galata. Ausencia casi total de escenas deportivas que se resumen en un atleta, unos jugadores de baloncesto y las más que gratuita aparición de un ciclista haciendo piruetas con un fondo excepcional. En definitiva un vídeo de la ciudad mondo y lirondo. Probablemente se llevó el desempate por sus escenas con personajes más próximos y cercanos que los madrileños.

El de Madrid hace un recorrido por las infraestructuras (Ave, Cuatro torres business area…), los recursos turísticos (Plaza Mayor, Museo del Prado, Plaza de España, Casa de Campo, etc.) y la actividad comercial y de ocio de la ciudad. Primero, bellas imágenes de una ciudad en la que, por lo que parece, se puede hacer de todo menos ir a una competición deportiva. Segundo, solo cuatro alusiones deportivas. El golf que vuelve a ser olímpico en 2016 , el fútbol, representado por el Vicente Calderón, y el baloncesto y las bicicletas, que no el ciclismo, en, a mi gusto, una abusada utilización de Madrid Río. Ninguna referencia al deporte profesional y ninguna al deporte de personas con discapacidad. Tercero, pocas, muy pocas personas. Ninguna identificable. Ninguna expresión. Ningún sentimiento. Sin alusiones a la sociodiversidad y a la multiculturalidad. ¿Dónde están los miles de voluntarios y deportistas? ¿Dónde nuestra pasión latina? ¿Dónde el cosmopolitismo? Cuarto, la debacle de la marca España. ¿Quiénes somos? ¿Qué somos? ¿Qué nos diferencia? No tengo respuesta y el vídeo tampoco. Poca identidad, tanto con el deporte olímpico, como con la ciudad. ¡Menos mal que se han evitado los toros!. Realmente me ha desconcertado que el vídeo para impulsar la celebración de unos Juegos Olímpicos en Madrid, finalmente se haya convertido en una promoción comercial de Tiffany & Co., quienes espero que al menos lo hayan financiado.

En definitiva, ha ganado el que mejor ha sabido captar el alma del deporte.

Puedes visualizar lo que te cuento pulsando: http://www.olympic.org/_Templates_/Pages/videoplayer.swf?videoCurrentThu…

Comparte esto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *